HERMANDAD SACRAMENTAL NTRA SRA DEL ESPINO CORONADA

martes, 22 de noviembre de 2011

Cuerpo de Mantillas Reglamento de Régimen Interno Hermandad Sacramental de Ntra. Sra. del Espino Coronada

Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Cuerpo de Mantillas
Reglamento de Régimen Interno
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Mantillas 1
CAPÍTULO I.
OBJETIVOS, FUNDAMENTOS Y ÁMBITO DE APLICACIÓN
Artículo 1º. Objetivo.
El objetivo del desarrollo del presente Reglamento, es el de regular la
actividad del Cuerpo de Mantillas de la Hermandad Sacramental de Ntra. Sra.
del Espino Coronada, sirviendo además como texto constitucional del Cuerpo
de Mantillas como grupo de la Hermandad, debidamente delimitado y
Reglamentado.
Artículo 2º. Denominación.
El título por el que se denomina a este grupo es el de “Cuerpo de
Mantillas de la Hermandad Sacramental de Ntra. Sra. del Espino Coronada”.
Artículo 3º. Definición del Grupo.
El Cuerpo de Mantillas de la Hermandad Sacramental de Ntra. Sra. del
Espino Coronada, depende directamente de la Vocalía de Manifestaciones
Públicas de la Hermandad y se define como un grupo más de la Hermandad,
con la tarea concreta de ocuparse de escoltar el paso de Ntra. Sra. del Espino.
Artículo 4º. Fundamentos.
La constitución de este grupo se fundamenta en la integración del mismo
dentro de la Hermandad, quedando taxativamente prohibidas cuantas
actividades pueda realizar el mismo por su cuenta y riesgo. Quiere decir que
absolutamente todas las actividades del Cuerpo de Mantillas de la Hermandad
Sacramental de Ntra. Sra. del Espino Coronada como colectivo estarán
enmarcadas dentro de la actividad general de nuestra Hermandad y bajo su
aprobación y supervisión.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Mantillas 2
Artículo 5º. Ámbito de aplicación.
Están sujetos a la observación del presente Reglamento todos y cada uno
de los miembros del Cuerpo de Mantillas de la Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada, entendiéndose por ello todas aquellas personas
que contribuyen al desarrollo de la actividad de la misma, tal y como más
adelante se definirá.
CAPÍTULO II.
EL CUERPO DE MANTILLAS
Artículo 6º. Miembros
Serán miembros del Cuerpo de Mantillas todas aquellas Hermanas que
así lo deseen.
Artículo 7º. La Mantilla.
Se entiende por Mantilla toda aquella persona que participa en la
Hermandad con el objeto de escoltar el paso de Ntra. Sra. del Espino en las
salidas procesionales que realice, con especial mención a la salida de la
Hermandad el 9 de abril.
Artículo 8º. Funciones de la Mantilla.
La Mantilla tiene las siguientes atribuciones, siempre bajo la supervisión
de la Vocalía de Manifestaciones Públicas y sometidas a su aprobación:
 Escoltar el paso de Ntra. Sra. del Espino.
 Participar de la vida y actividades de la Hermandad.
Artículo 9º. Obligaciones
La Mantilla cuidará cada día su condición cristiana.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Mantillas 3
La Mantilla debe cumplida obediencia a las normas que se impongan
para la salida procesional.
Artículo 10º. El Responsable del Cuerpo de Mantillas.
La Junta de Gobierno podrá nombrar a un miembro de la misma como
interlocutor válido entre ésta y el Cuerpo de Mantillas, con el fin de agilizar y
ayudar a resolver posibles problemas que puedan surgir.
Artículo 11º. Funciones del Responsable del Cuerpo de Mantillas.
El Responsable del Cuerpo de Mantillas tiene las siguientes
responsabilidades:
 Representar al Cuerpo de Mantillas ante la Junta de Gobierno y
presentarle las demandas y propuestas relacionadas con el Cuerpo de
Mantillas.
 Informar al Cuerpo de Mantillas de las decisiones de la Junta de
Gobierno.
 Dirigir al Cuerpo de Mantillas en la salida procesional y/o colaborar con
la persona que determine la Vocalía de Manifestaciones Públicas.
 Elaborar y mantener las listas de mantillas con sus datos personales.
 Convocar al Cuerpo de Mantillas cuando sea necesario.
CAPÍTULO III.
SALIDA PROCESIONAL
Artículo 12º. Uniformidad para la salida procesional.
La uniformidad será la determinada por la Hermandad aprobada en
Cabildo General y deberá ser rigurosamente seguida por todos los miembros
del Cuerpo de Mantillas.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Mantillas 4
Artículo 13º. Normas para la salida procesional.
Cada miembro del Cuerpo de Mantillas, llegado el momento de la salida
procesional, deberá ser responsable de realizar correctamente sus funciones,
para lo cual deberá tomar cuantas medidas estime oportuno, y además ceñirse a
las siguientes normas:
 El día de la salida tiene que estar al corriente de pago de las cuotas de la
Hermandad y papeleta de sitio.
 Es obligatorio estar en el patio del convento a la hora convenida.
 Está totalmente prohibido salir de la fila sin autorización del Hermano
responsable del Cuerpo de Mantillas.
 Cada miembro del Cuerpo de Mantillas tiene la obligación y la
responsabilidad personal de presentarse en el momento de la salida en
las adecuadas condiciones.
 Toda mantilla, está obligada a colaborar con sus superiores en la salida
procesional facilitando el tránsito de la hermandad y acatando y
respondiendo con eficacia y prontitud a las órdenes del responsable del
Cuerpo de Mantillas.
 Las mantillas están obligadas a tener una actitud respetuosa en todo
momento, absteniéndose de charlar con las personas que las rodean,
manteniéndose atentas a las indicaciones que se les hagan, ayudando al
normal discurrir de la hermandad.
CAPÍTULO IV.
EL RÉGIMEN DISCIPLINARIO
Artículo 14º. Faltas leves.
Podrán ser sancionadas directamente por el responsable del Cuerpo de
Mantillas.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Mantillas 5

Cuerpo de Costaleros Reglamento de Régimen Interno Hermandad Sacramental de Ntra. Sra. del Espino Coronada

Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Cuerpo de Costaleros
Reglamento de Régimen Interno
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 1
CAPÍTULO I.
OBJETIVOS, FUNDAMENTOS Y ÁMBITO DE APLICACIÓN.
Artículo 1º. Objetivo.
El objetivo del desarrollo del presente Reglamento, es el de regular la
actividad de los Hermanos Costaleros de la Hermandad Sacramental de Ntra.
Sra. del Espino Coronada, sirviendo además como texto constitucional del
Cuerpo de Costaleros como grupo de la Hermandad, debidamente delimitado y
reglamentado.
Esta reglamentación de régimen interno de costaleros se ha constituido
con todos sus artículos para el mejor funcionamiento del Cuerpo de Costaleros,
con las responsabilidades que corresponden a cada uno de sus miembros.
Artículo 2º. Denominación.
El título por el que se denomina a este grupo es el de “Cuerpo de
Costaleros de la Hermandad Sacramental de Ntra. Sra. del Espino Coronada”.
Artículo 3º. Definición del Grupo.
El Cuerpo de Costaleros de la Hermandad Sacramental de Ntra. Sra. del
Espino Coronada, depende de la Vocalía de Manifestaciones Públicas de la
Hermandad y se define como un grupo más de la Hermandad, con la tarea de
ocuparse de portar el paso de Ntra. Sra. del Espino, y colaborar el Viernes
Santo en la procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Así mismo será el
encargado de portar las andas que lleven al Santísimo el día del Corpus.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 2
Artículo 4º. Fundamentos.
La constitución de este grupo se fundamenta en la integración del mismo
dentro de la Hermandad, quedando taxativamente prohibidas cuantas
actividades pueda realizar el mismo por su cuenta y riesgo. Quiere decir que
absolutamente todas las actividades del Cuerpo de Costaleros de la Hermandad
Sacramental de Ntra. Sra. del Espino Coronada como colectivo estarán
enmarcadas dentro de la actividad general de nuestra Hermandad y bajo su
aprobación y supervisión.
Artículo 5º. Ámbito de aplicación.
Están sujetos a la observación del presente Reglamento todos y cada uno
de los miembros del Cuerpo de Costaleros de la Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada, entendiéndose por ello todas aquellas personas
que contribuyen al desarrollo de la actividad del mismo, tal y como más
adelante se definirá.
Artículo 6º. Representante de la Junta de Gobierno.
La Junta de Gobierno podrá nombrar a un miembro de la misma como
interlocutor válido entre ésta y el Cuerpo de Costaleros, con el fin de agilizar y
ayudar a resolver posibles problemas que puedan surgir.
CAPÍTULO II.
EL CUERPO DE COSTALEROS.
Artículo 7º. Miembros
Serán miembros del Cuerpo de Costaleros el capataz, contraguías,
listeros, costaleros, y auxiliares nombrados por el capataz. Todos ellos deberán
pertenecer a la Hermandad.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 3
Artículo 8º. Condiciones de participación
La edad mínima para pertenecer al Cuerpo de Costaleros será la de
cumplir los 18 años en el año en curso.
Artículo 9º. Responsabilidades personales
Todos los miembros del Cuerpo de Costaleros son responsables de
certificar que no sufran ningún impedimento físico para el normal desarrollo de
su actividad. Los menores de edad deben estar respaldados en su declaración
por la autorización paterna debidamente cumplimentada y confirmada.
Artículo 10º. Condiciones de igualdad.
Queda terminantemente prohibida la exclusión de cualquier persona por
motivos de raza, condición social o género.
Artículo 11º. El Capataz.
El Capataz del Cuerpo de Costaleros de la Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada será nombrado por la Junta de Gobierno y
llevará a cabo la dirección de la actividad del Cuerpo de Costaleros.
Artículo 12º. Funciones del Capataz.
El Capataz es el primer y único responsable de los costaleros tanto en
reuniones, ensayos como cuando se haga la salida procesional.
Al Capataz se le debe obediencia y respeto por parte de cada uno de los
miembros de la cuadrilla.
El Capataz será junto con el Representante de la Junta de Gobierno quien
convoque las reuniones y a las cuales asistirá con derecho de voz y voto. Las
reuniones se convocaran siempre al menos con 48 horas.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 4
El Capataz tiene las siguientes atribuciones:
 Proponer el nombramiento de Contraguías a la Junta de Gobierno.
 Coordinación de ensayos.
 Coordinación del movimiento del paso, traslados extraordinarios y
salidas.
 Realización de igualás y relevos.
Artículo 13º. El Contraguía.
Se entiende por Contraguía la persona designada por el Capataz para
ayudarle en su tarea controlando los movimientos de la parte trasera del paso.
Artículo 14º. Funciones del Contraguía.
El Contraguía tiene las siguientes atribuciones, siempre bajo la
supervisión del Capataz y sometido a su aprobación:
 Control de los movimientos de la parte trasera del paso.
 Informar al Capataz de cuanto ocurra en la parte trasera del mismo.
 Repetir las órdenes del capataz para la parte trasera del paso.
 Cobertura de puntos muertos para el Capataz.
 Supervisión de horarios.
 Sustituir al Capataz en caso de que se tenga que ausentar.
 Apoyo al Capataz en cuentas tareas sea requerido.
Artículo 15º. Nombramiento del Contraguía.
El nombramiento del Contraguía corresponde al Capataz.
Articulo 16º. Los Listeros.
Los Listeros serán al menos dos miembros del cuerpo de costaleros.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 5
Artículo 17º. Funciones de los Listeros.
Sus funciones serán apuntar los datos personales de cada costalero,
pasando lista tanto a la entrada como a la salida de:
 Los ensayos.
 Las reuniones de costaleros
 El día de la salida procesional
 Y estarán pendientes junto al Capataz de que todo el mundo este en su
sitio y de quien entra o sale del paso y por qué motivo, teniendo siempre
informado al capataz.
 Elaborar y mantener las listas de costaleros con sus datos personales.
 Apoyo al Capataz en cuentas tareas sean requeridos.
Artículo 18º. Nombramiento de los Listeros.
El nombramiento de los Listeros corresponde al Capataz.
Artículo 19º. El Costalero.
Se entiende por Costalero toda aquella persona que participa en la
Hermandad con el objeto de realizar el trabajo físico de portar el Paso de
Nuestra Sagrada Titular en cuantas ocasiones sea necesario, con especial
mención a la salida de la Hermandad el 9 de abril.
El Costalero tiene el derecho de ser respetado y aconsejado por el
capataz y sus ayudantes. Tiene derecho a ser respetado por sus mismos
compañeros y tiene el derecho y deber de ayudar a sus compañeros.
Si algún costalero tiene algún problema se lo comunicara al Listero o
Delegado de costaleros, que le darán solución a su problema; en caso contrario
el delegado, siempre representando fielmente al costalero, se lo comunicara al
Capataz y al Responsable de costaleros dándole la solución más oportuna.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 6
Artículo 20º. Funciones del Costalero.
El Costalero tiene las siguientes atribuciones, siempre bajo la supervisión
del Capataz y sometido a su aprobación:
 Portar el paso de Ntra. Sra. del Espino.
 Portar el paso de Ntro. Sr. Jesús Nazareno
 Portar las andas del Santísimo el día del Corpus.
 Apoyo a los Capataces y contraguías en cuentas tareas sea requerido.
 Participar de la vida y actividades de la Hermandad.
Artículo 21º. Obligaciones
El Costalero cuidará cada día su condición cristiana.
El Costalero debe cumplida obediencia a las normas que se impongan
para los ensayos y la salida procesional.
Artículo 22º. El Delegado de costaleros.
El Delegado de costaleros representará al Cuerpo de Costaleros ante la
Junta de Gobierno de la Hermandad. Corresponde al Cuerpo de Costaleros su
elección, que se realizará por votación directa; siendo su duración en el cargo
la misma que la duración de la Junta de Gobierno. No obstante si perdiese su
condición de costalero cesará en el cargo, debiéndose nombrar un nuevo
Delegado de costaleros.
Artículo 23º. Funciones del Delegado de costaleros.
El Delegado de costaleros, aparte de sus funciones ordinarias como
miembro del Cuerpo, tiene las siguientes responsabilidades:
 Recoger las quejas de los costaleros y estudiarlas con el Capataz y con el
Responsable de costaleros para presentarlas a la Junta de Gobierno.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 7
 Representar y elevar a la Junta de Gobierno todas y cada una de las
peticiones, demandas o propuestas del Cuerpo de Costaleros.
 El Delegado de costaleros representara fielmente al costalero que tenga
un problema grave ante la Junta de Gobierno, explicará el problema y
será siempre fiel a la verdad ya sea a favor como en contra del costalero.
 Informar al Cuerpo de costaleros de las decisiones de la Junta de
Gobierno.
CAPÍTULO III.
ENSAYOS Y SALIDA PROCESIONAL
Artículo 24º. Definición de ensayo.
Los ensayos son las sesiones preparatorias destinadas a realizar la
preparación físico-técnica de los costaleros, la coordinación de todos los
movimientos y la coordinación plena entre capataces, contraguías y costaleros.
Artículo 25º. Asistencia a los ensayos.
Todas las reuniones del Cuerpo de Costaleros puntuarán como un
ensayo.
El número de ensayos, la fecha y la hora de los mismos se consensuará
con el Cuerpo de Costaleros. No obstante si no hubiese acuerdo será el Capataz
junto con el Responsable de la Junta de Gobierno y del Delegado de Costaleros
quien lo determine.
La asistencia a los ensayos es totalmente obligatoria para todos los
miembros del Cuerpo de Costaleros, si bien la no asistencia, en tanto no sea
injustificada, no será en principio constitutiva de sanción.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 8
Artículo 26º. Normas de comportamiento durante los ensayos.
Las normas de comportamiento en los ensayos son las mismas que para
la salida procesional (a excepción de la uniformidad).
En los ensayos una vez esté hecha la igualá y todo el mundo este dentro
del paso, no entrara ningún costalero y no contara el ensayo para él.
Es obligatorio venir a todos los ensayos sin faltar a ninguno, si se falta a
alguno ha de ser por una causa grave y en ese caso se estudiara si entra en
primer turno o no, teniendo en cuenta la circunstancia que ha motivado la
ausencia y las necesidades de costaleros para cubrir el paso.
Siempre tendrá preferencia la asistencia a todos los ensayos sobre la
antigüedad que sólo se tendrá en cuenta si se ha asistido a todos los ensayos.
Es obligatorio venir a los ensayos con faja o tubular puesto.
El día de la igualá general el costalero que no asista y se iguale pasara
directamente al segundo turno o al turno de promesas, ese día es obligatorio
venir con el calzado de salida puesto.
Artículo 27º. Dirección de los ensayos.
Será el Capataz el director del ensayo y quien determine los momentos de
descanso y de diálogo, así como el recorrido y la duración del ensayo.
Artículo 28º. Uniformidad para la salida procesional.
La uniformidad será la determinada por el Hermandad aprobada en
Cabildo General y deberá ser rigurosamente seguida por todos los miembros
del Cuerpo de Costaleros.
Vestimenta del costalero el día de la salida procesional:
 El costalero tiene que estar totalmente uniformado, los listeros y
delegado de costaleros estarán pendientes a la llegada de cada costalero
y si no esta correctamente no dejado entrar en el paso.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 9
 El costalero debe de ir uniformado vaya o no dentro del paso
Artículo 29º. Normas para la salida procesional.
Cada miembro del Cuerpo de Costaleros, llegado el momento de la salida
procesional, deberá ser responsable de realizar correctamente sus funciones,
para lo cual deberá tomar cuantas medidas estime oportuno, y además ceñirse a
las siguientes normas:
 El día de la salida tiene que estar al corriente de pago de las cuotas de la
Hermandad y papeleta de sitio.
 Es obligatorio estar en el patio del convento a la hora convenida.
 Es obligatorio llevar puesta la faja o tubular.
 No entrara en el paso ninguna persona ajena al cuerpo de costaleros,
solamente cuando esté el turno de promesas.
 No entrara en el paso ningún costalero que no haya ensayado o este
penalizado por alguna circunstancia o le falten ensayos para salir en su
turno. Tan solo entrara si se necesita refuerzo y el capataz ve que es
imprescindible que entre para llevar el paso o aliviar a algún compañero
que este indispuesto en ese momento.
 Está totalmente prohibido el consumo de alcohol o sustancias nocivas
para la salud durante la salida procesional, así como, comer, fumar o
comer chicle. Se puede beber agua pero lo mas discretamente posible
 Los costaleros tienen el deber de mientras estén debajo del paso no
hablar con nadie y mucho menos con gente ajena al paso.
 Está totalmente prohibido salir de debajo del paso sin autorización del
capataz a excepción del momento de los relevos.
 Cada miembro del Cuerpo de costaleros tiene la obligación y la
responsabilidad personal de presentarse en el momento de la salida en
las adecuadas condiciones de higiene personal y descanso.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 10
 Todo costalero o contraguía, como un hermano más está obligado a
colaborar con sus superiores en la salida procesional facilitando el
tránsito de la hermandad y acatando y respondiendo con eficacia y
prontitud a las órdenes del Capataz.
 Los costaleros están obligados a esperar los relevos en un lugar lo más
cerca posible al designado para ello, ayudando al normal discurrir de la
hermandad.
 Si por cualquier causa se modifica el recorrido o se suspende la
procesión todos los integrantes del Cuerpo de costaleros se abstendrán
de realizar ningún comentario y en la valoración que se hará de la salida
procesional se explicará y aclarará todo lo acontecido.
 Por tanto, todos los integrantes del Cuerpo de costaleros se limitarán a
acatar las órdenes del Capataz con el fin de que lo que reste de procesión
tenga lugar con absoluta normalidad. Y si hubiese que regresar a la
Ermita, el turno que porte el paso continuará hasta el final.
 Por motivos de seguridad se recomienda a todos los costaleros que en la
Ermita tanto a la salida como en la recogida se abstengan de vitorear a
la Virgen cuando se está realizando la maniobra para salir o entrar para
que todas las órdenes de esos delicados momentos lleguen a todos los
costaleros. (desde que se levante el paso para plegar los zancos y hasta
que los tengamos otra vez bien colocados)
Artículo 30º. Valoración de la salida procesional.
El Representante de Costaleros convocará una reunión del Cuerpo de
Costaleros antes de finalizado el mes de abril con el fin de valorar la salida
procesional del 9 de abril.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 11
CAPÍTULO V.
EL RÉGIMEN DISCIPLINARIO
Artículo 31º. Faltas leves.
Podrán ser sancionadas directamente por el Capataz.
Como norma general la sanción será el apercibimiento y llamada al
orden.
Se considerará falta leve:
a) Desobediencias leves.
b) Entablar discusiones en los ensayos cuando el momento es
inadecuado.
Artículo 32º. Faltas graves.
Serán sancionadas por el Capataz pero con el consentimiento de la Junta
de Gobierno, y deberán ser probadas y documentadas.
Las faltas graves pueden ser sancionadas desde el apercibimiento por
escrito de la Junta de Gobierno hasta la exclusión temporal del Cuerpo de
Costaleros (pasando por no salir portando el paso), sin pérdida de condición de
miembro de la Hermandad.
Se considera falta grave:
a) La acumulación reiterada de faltas leves.
b) La desconsideración hacia otros miembros del Cuerpo.
c) Las actitudes indecorosas o palabras malsonantes de forma pública o
en presencia de la Titular.
d) La desobediencia premeditada y repetitiva.
e) Falta de asistencia injustificada a los ensayos.
f) La incomparecencia en el momento de la salida o del relevo.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Reglamento de Régimen Interno del Cuerpo de Costaleros 12

ESTATUTOS

Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino
Coronada
ESTATUTOS

Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 1
ESTATUTOS DE LA HERMANDAD SACRAMENTAL DE
NUESTRA SEÑORA DEL ESPINO CORONADA
PREÁMBULO
Los presentes Estatutos de la Hermandad Sacramental de Nuestra
Señora del Espino, han sido aprobados por la Autoridad Eclesiástica
mediante Decreto del Ordinario del Lugar con fecha 13 de abril del 2007.
La finalidad de los presentes Estatutos definir el espíritu y los fines de
esta Hermandad. De acuerdo con los fines que la misma debe acometer,
siguiendo las orientaciones sobre el Apostolado de los Laicos emanadas del
Concilio Vaticano II, de los documentos pontificios posteriores, y más
concretamente de la Carta Pastoral de los Obispos del Sur de España sobre
Hermandades y Cofradías. Así, los presentes Estatutos podrán marcar pautas
claras para que nuestros hermanos alimenten su vida cristiana, en su doble
dimensión de experiencia de Dios y de apostolado.
La Hermandad de acuerdo con la identidad cristiana dar culto y
extender la devoción al Santísimo Sacramento y a su Inmaculada Madre a
través de la advocación de Nuestra Señora del Espino. Potenciar el ejercicio
de la caridad propio de la vida cristiana es uno de sus objetivos primordiales.
La finalidad de esta Hermandad es seguir potenciando el verdadero
sentido religioso de las manifestaciones de devoción popular hacia la Virgen
del Espino y en concreto en su salida procesional que efectúa con carácter
anual en el mes de Abril, de tal manera que constituya, para los fieles que la
contemplen una catequesis formativa, espiritual y apostólica.
Finalmente, la Hermandad desea que en estos Estatutos, el hermano
encuentre un camino seguro para poner en práctica el culto público a Dios,
siendo fiel seguidor de Jesucristo por mediación de la Virgen María bajo la
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 2
advocación de Nuestra Señora del Espino. Así mismo y debido a su carácter
sacramental participar activamente en la celebración de la Eucaristía y en la
procesión del Santísimo Corpus Christi.
CAPITULO I
TÍTULO, NATURALEZA, FINES Y SEDE SOCIAL DE LA
HERMANDAD SACRAMENTAL DE NUESTRA SEÑORA
DEL ESPINO CORONADA
Artículo 1º.- Título de la Hermandad.
1. Hermandad Sacramental de Nuestra Señora del Espino Coronada.
2. Esta Hermandad se rige por las disposiciones del Código de derecho
canónico, por el derecho particular y por los presentes estatutos.
Artículo 2º.- Naturaleza.
La Hermandad Sacramental de Nuestra Señora del Espino ha sido
erigida como Asociación Pública de Fieles de la Iglesia Católica por Decreto
del Sr. Arzobispo de Granada con fecha veintiuno de Abril del dos mil cinco,
de acuerdo con lo establecido en el canon 313 del Código de Derecho
Canónico.
Su misión es, por tanto, la de la Iglesia: llevar a los hombres el
mensaje de salvación que Cristo vino a traer a la tierra, y ofrecerlo a los
hermanos con un espíritu de servicio total, como Él lo hizo. (Sínodo
Diocesano, 1197)
Artículo 3º.- Fines.
1. La Hermandad tiene los siguientes fines:
Primero.- El culto al Santísimo Sacramento y a su Amantísima Madre,
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 3
Nuestra Señora del Espino, siempre de común acuerdo con las Madres
Capuchinas del Monasterio de Nuestra Señora del Espino de Chauchina
(Granada), titulares de la Imagen de la Santísima Virgen del Espino, y de
forma que los actos correspondientes al mismo no deterioren, distorsionen o
entorpezcan en ningún caso la vida contemplativa de esta Comunidad
Religiosa.
Segundo.- La confraternidad de sus miembros.
Tercero.- El ejercicio de la caridad, conforme al espíritu del Evangelio
de Cristo, tal como es enseñado y transmitido por la Iglesia.
2. Para conseguir estos fines la Hermandad ayudará a sus miembros,
entre otras cosas, a:
a) Fomentar el espíritu de conversión personal y una vida cristiana
más profunda.
b) Avanzar en una formación cristiana que responda a las necesidades
actuales y a la necesaria integridad de fe y costumbres.
c) Asumir con espíritu misionero los compromisos apostólicos, sociales
y caritativos que en el campo familiar, profesional y social debe
desarrollar un católico consciente, dentro de la pastoral diocesana y
Parroquial.
Artículo 4º.- Sede y domicilio social.
1. La sede canónica de esta Hermandad, es el Santuario de la
Santísima Virgen del Espino, a su vez Capilla del Monasterio de las Madres
Capuchinas del Monasterio de Nuestra Señora del Espino, sito en la
localidad de Chauchina (Granada) y con domicilio en Plaza de la
Constitución de la misma.
2. La sede de la Hermandad radica en las dependencias de la Iglesia
Parroquial de Nuestro Señor de la Humildad de Chauchina, con domicilio en
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 4
Calle Iglesia nº 8 de la localidad de Chauchina (Granada).
3. La Junta de Gobierno puede determinar el cambio de domicilio
social, con la obligación de comunicar el cambio del mismo al Ordinario del
lugar.
Artículo 5.- Signos distintivos.
1. El escudo de esta Hermandad; dado el carácter sacramental de esta
Hermandad y el tradicional culto se da al Santísimo Sacramento en el
Santuario de la Virgen del Espino, sede canónica de esta Hermandad,
muestra una custodia en la que viene representado el Santísimo Sacramento
en exposición, enmarcado por el Ave María, símbolo mariano por excelencia,
dedicado a la Santísima Virgen del Espino, y todo ello sobre un espino que lo
envuelve, tomado de la tradición y devoción popular que ha culminado con la
creación de esta Hermandad Sacramental. Este escudo ha nacido para la
conmemoración del Centenario de la Santísima Virgen del Espino y su
representación gráfica se muestra en el Anexo I.
2. La Hermandad será representada corporativamente por un
ESTANDARTE consistente en bandera de terciopelo negro recogida por un
cordón dorado en cuyo centro se encuentra bordado en sus colores el escudo
de la hermandad descrito en la regla anterior, recogida alrededor de un asta
rematada con una capilla conteniendo una custodia, dado el carácter
Sacramental de la Hermandad, que a su vez va rematada por una Cruz.
3. En todos los actos corporativos propios a los que asista, el hermano
llevará la medalla, que será de clase única, figurando en el anverso
troquelado la Santísima Virgen del Espino y en el reverso el nombre de la
Hermandad. Dicha medalla penderá del cuello mediante cordón trenzado en
seda de color negro y dorado. Además, los hermanos podrán ostentar, si así
lo desearen, el escudo de la Hermandad.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 5
4. Estos signos distintivos no podrán ser entregados más que a los
miembros de la Hermandad.
CAPITULO II
MIEMBROS DE LA HERMANDAD
Artículo 6
1. Podrán ser miembros de la Hermandad todos los fieles que lo
soliciten, siempre que cumplan los deberes comunes de todos los católicos y
se comprometan a observar los propios de la Hermandad.
2. En ningún caso podrán admitirse los que hayan abandonado la fe
católica públicamente, se hayan apartado de la comunión eclesiástica o
hayan incurrido en excomunión impuesta o declarada, (cf. can. 316, 1)
3. Es competencia de la Junta de Gobierno la admisión de nuevos
miembros de la Hermandad.
4. Junto con la solicitud de admisión los aspirantes presentarán
partida de bautismo y matrimonio canónico, en su caso.
Artículo 7
Los hermanos pueden ser: activos, asociados y honorarios.
Todo hermano, por la condición de tal, tiene derecho a beneficiarse de
las indulgencias y demás beneficios espirituales de la Hermandad, y está
obligado al cumplimiento y acatamiento de los presentes Estatutos.
Los posibles cambios, de asociado a activo o viceversa, que los
hermanos pudieran experimentar a lo largo del tiempo de permanencia y
pertenencia a la Hermandad, no afectarán a su antigüedad, que será siempre
la fecha de admisión de la Hermandad.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 6
Artículo 8.- Hermanos activos.
1. Los hermanos activos son aquellos que, siendo mayores de edad, se
comprometen a asumir todos los fines de la Hermandad y las obligaciones
establecidas en estos Estatutos.
2. Se distinguirán por:
a) Su clara adhesión a la fe católica y al magisterio de la Iglesia que la
interpreta y la proclama.
b) Su empeño en realizar una íntima unidad entre su fe cristiana y su
vida.
c) Su comunión con el Obispo diocesano en cuanto "principio y
fundamento visible de unidad en su Iglesia particular" (Vaticano II,
Constitución Lumen gentium, 23 a).
d) La disponibilidad a colaborar con las demás asociaciones y
movimientos, nacidos en virtud del pluralismo asociativo que la Iglesia
reconoce y fomenta.
Artículo 9.- Derechos y deberes de los hermanos activos.
1. Los hermanos activos tienen los siguientes derechos:
a) Voz y voto en los Cabildos Generales.
b) Ser electores y elegibles para los cargos directivos con las únicas
limitaciones que se señalen en los estatutos.
c) Participar en todas las actividades organizadas por la Hermandad.
d) Utilizar las insignias o distintivos propios de la Hermandad, como
derecho exclusivo de los miembros.
2. Entre los principales deberes se señalan:
a) Participar en los cultos que organice la Hermandad, tanto de
carácter periódico como eventual.
b) Asistir a los cabildos generales.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 7
c) Aceptar los cargos para los que sean elegidos, salvo razones
objetivas que a juicio del Ordinario justifiquen lo contrario.
d) Asistir con regularidad a las sesiones de formación programadas y
organizadas por la vocalía de formación y el Consiliario.
e) Participar en las actividades de tipo caritativo o apostólico que
organice la Hermandad, de acuerdo con sus propios fines.
f) Seguir, secundar y defender las directrices emanadas de la autoridad
eclesiástica competente.
g) Colaborar activamente en la pastoral Parroquial y diocesana
siguiendo las directrices del Párroco y del Obispo.
h) Abonar las cuotas correspondientes.
Artículo 10.- Hermanos asociados.
Son hermanos asociados:
a) Los menores de edad.
b) Todos aquellos fieles y devotos de la Santísima Virgen del Espino,
que deseen pertenecer a la Hermandad y no puedan asumir todos los
fines y obligaciones de los hermanos activos, pero que se compromete
a tomar parte en los actos públicos y en alguna de las actividades
organizadas y programadas por la Hermandad.
Artículo 11.- Derechos y deberes de los hermanos asociados.
1. Los derechos de los hermanos asociados son:
a) Participar en los cultos que organice la Hermandad, ya sean de
carácter periódico o eventual.
b) Asistir a las sesiones de formación organizadas por la vocalía de
Formación y el Consiliario de la Hermandad.
c) Colaborar en las actividades de tipo caritativo o apostólico que
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 8
organice la Hermandad, de acuerdo con sus fines propios.
d) Usar las insignias propias de la Hermandad.
2. Las obligaciones de los hermanos asociados son:
a) Cultivar a nivel personal y familiar la piedad cristiana y las
devociones propias de esta Hermandad.
b) Participar en la procesión del Corpus Christi, en la procesión de
Gloria de la Santísima Virgen del Espino y demás actos de culto
externo y de piedad popular que organice la Hermandad, si no lo
impide una causa grave.
c) Pagar la cuota correspondiente.
Artículo 12.- Hermanos honorarios.
Podrán ser hermanos honorarios aquellas personas físicas, que
reuniendo las condiciones del Artículo 6, merezcan, a juicio del Cabildo
General, dicho honor por su ayuda espiritual o material a la Hermandad.
Para que el nombramiento de hermano honorario tenga validez, habrá
de ser aprobado por las cuatro quintas partes de los asistentes al Cabildo
General en el que se someta a votación dicha propuesta. Este nombramiento
no concede otro privilegio u obligación distinta al del resto de los hermanos.
Artículo 13.- Miembros electores.
En las elecciones previstas en los presentes Estatutos son electores
todos los hermanos activos.
Artículo 14.- Miembros elegibles.
1. Los cargos de responsabilidad dentro de las Hermandad, tales como
Hermano Mayor y miembro de la Junta de Gobierno deberán ser ocupados
por aquellos hermanos que se distingan por su vida cristiana personal,
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 9
familiar y social, así como por su vocación apostólica. Ellos deben dar
ejemplo y ser estímulo para los demás hermanos, participando cada domingo
en la celebración de la Eucaristía, recibiendo con frecuencia el sacramento
de la Penitencia, siendo esposos y padres ejemplares..." (Obispos del Sur de
España, Carta pastoral Las Hermandades y Cofradías, (1988), n. 37)
2. Son miembros elegibles los hermanos activos que reúnan estas
condiciones:
a) Ser hermano activo con tres años de antigüedad como mínimo.
b) Tener domicilio en la Diócesis, adquirido conforme a lo dispuesto en
el can. 102, 1, salvo que el Ordinario determine otra cosa.
c) No pertenecer a la Junta de Gobierno de otra Hermandad.
3. En el caso de Hermano Mayor, además de lo anterior, se tendrá en
cuenta lo preceptuado en el canon 314.4.
Artículo 15.- Duración de los cargos.
1. Los cargos directivos lo son para cuatro años.
2. El Hermano Mayor podrá ser nombrado para otro período máximo
de cuatro años, salvo que el Ordinario determine otra cosa. Para poder ser
nombrado de nuevo se requiere una interrupción de cuatro años.
3. Los restantes cargos podrán ser designados sucesivamente para
nuevos períodos, salvo que el Ordinario determine otra cosa.
Artículo 16.- Cese de los hermanos.
1. Los hermanos causan baja en la Hermandad:
a) A petición propia.
b) Por incumplimiento reiterado o injustificado de las obligaciones
contenidas en estos estatutos, si después de ser amonestado por la
persona que designe la Junta de Gobierno, no rectifica la conducta.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 10
c) Por rechazar públicamente la fe católica o apartarse de la comunión
eclesial, o encontrarse condenado por excomunión impuesta o
declarada, previa amonestación y persistencia en la causa de que se
trate. (cf. can. 316,1)
d) Por falta de pago en las cuotas.
2. Además del Ordinario, puede también la Junta de Gobierno, en
sesión ordinaria o extraordinaria, y siempre con asistencia del Consiliario,
declarar cuándo un miembro ha perdido su condición de hermano, de
acuerdo con los párrafos anteriores.
CAPITULO III.
ÓRGANOS DE GOBIERNO
Artículo 17
Los órganos de gobierno de la Hermandad son el Cabildo General y la
Junta de Gobierno.
Artículo 18.- El Cabildo General
El cabildo general estará constituido por los hermanos activos. Para
su constitución se requiere mayoría absoluta en primera convocatoria. En
segunda convocatoria se constituye con los asistentes.
Artículo 19.- Funciones del Cabildo General.
Son funciones del Cabildo General:
a) Conocer, aprobar y evaluar el Plan Pastoral de cada curso así como
los restantes proyectos de la Hermandad, a propuesta de la Junta de
Gobierno.
b) Participar en la elección del Hermano Mayor, según lo que
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 11
determinan los presentes estatutos.
c) Aprobar el balance final de cuentas de cada ejercicio, el presupuesto
ordinario de cada año, los posibles presupuestos para gastos
extraordinarios y las propuestas de enajenaciones; estos balances,
presupuestos y propuestas los presentará, a tenor del Artículo 33.j, el
Hermano Mayor al Ordinario, quien podrá confirmarlos o rechazarlos.
d) Fijar las cuotas obligatorias de los hermanos.
e) Designar dos consejeros de asuntos económicos, a propuesta del
Hermano Mayor (cf. can. 1280).
f) Proponer la modificación de Estatutos para su aprobación, según las
normas del derecho (can. 314).
g) Aceptar las donaciones que se reciban, previa licencia del Ordinario
en su caso (can. 1267).
h) Solicitar la autorización del Ordinario y de la Comunidad de
Madres Capuchinas para realizar las cuestaciones que sean acordadas
en Cabildo General.
i) Aprobar los reglamentos de régimen interno y la constitución de
comisiones de trabajo para la ejecución de los acuerdos tomados.
Artículo 20.- Periodicidad de las reuniones del Cabildo General.
1. El Cabildo General se reunirá con carácter ordinario, tres veces al
año.
2. También se reunirá con carácter extraordinario:
a) Cuando lo estime conveniente el Ordinario.
b) A propuesta del Hermano Mayor o del Consiliario.
c) A petición, por escrito, de al menos un tercio de los hermanos
activos.
d) En el supuesto de modificación de Estatutos.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 12
Artículo 21- Acuerdos del Cabildo General.
1. Los Cabildos Generales tomarán sus decisiones por mayoría
absoluta de los asistentes, la mitad más uno, en la primera votación que se
efectúa, si no se alcanza la misma, se someterá a una segunda votación
quedando aprobado el asunto por mayoría simple, más votos a favor que en
contra o abstenciones. En caso de empate, y tras esta segunda votación
decide el Hermano Mayor que dispone de voto de calidad.
No se admite la votación por delegación, por escrito o por cualquier
otro método o sistema que sustituya a la asistencia del hermano, que para
ejercer su derecho al voto (salvo en el supuesto de cabildo de elecciones)
deberá estar presente en la sesión que celebre el Cabildo.
2. La modificación de Estatutos debe ser aprobada por el Cabildo
General en un único escrutinio válido con la mayoría de dos tercios de los
votos. Esas modificaciones tienen que ser sometidas después a la aprobación
del Ordinario del lugar.
Artículo 22.- Junta de Gobierno
Componen la Junta de Gobierno el Hermano Mayor, el Vice-Hermano
Mayor, el Secretario, el Ecónomo, el Albacea y los Vocales. Todos ellos
tienen voz y voto.
Siempre debe ser convocado a la Junta de Gobierno el Consiliario que
no tiene voto pero sí voz, conforme al artículo 30.
Artículo 23.- Nombramiento de los cargos.
Los cargos de la Junta de Gobierno, a excepción del Consiliario, serán
propuestos por el Hermano Mayor al Ordinario para su confirmación, si
procede. Esta propuesta irá firmada por el Hermano Mayor y por el
Consiliario.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 13
Artículo 24.- Cese de los cargos.
Los miembros de la Junta de Gobierno, una vez confirmados por el
Ordinario, no podrán ser cesados sin la autorización expresa del mismo.
Artículo 25 Funciones de la Junta de Gobierno
Corresponde a la Junta de Gobierno:
a) Determinar y acordar, dentro de las normas aprobadas por el
Cabildo General, lo que sea más oportuno y conveniente para el
cumplimiento de los fines, desarrollo y progreso de la Hermandad.
b) Acordar la convocatoria de las reuniones ordinarias y
extraordinarias del Cabildo General.
c) Acordar las directrices para que el ecónomo elabore los
presupuestos anuales y extraordinarios, así como las propuestas de
enajenación.
d) Nombrar los dos consejeros de asuntos económicos
e) Examinar el balance final de cada ejercicio y el presupuesto
ordinario del ejercicio siguiente y los posibles presupuestos
extraordinarios y propuestas de enajenaciones, que deban presentarse
al Cabildo General para su aprobación y posterior presentación ante
el Ordinario. De las consecuencias de cualquier tipo derivadas de
actos de administración extraordinaria realizados por la Junta de
Gobierno sin las debidas autorizaciones responderán solidariamente
frente a los perjudicados todos los miembros de la Junta de Gobierno,
excepción hecha de aquellos cuya oposición consta documentalmente.
Si el acto fue realizado por uno o varios miembros de la junta sin
contar con el resto, el actor o actores responderán personalmente o
solidariamente.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 14
f) Admitir a los miembros que piden incorporarse a la Hermandad
g) Declarar si se dan las condiciones para que un hermano cese como
tal, a tenor de los presentes estatutos.
h) Asesorar al Hermano Mayor y colaborar con él.
i) Solicitar licencia del Ordinario para iniciar un litigio o contestar a
una demanda en el fuero civil.
j) Organizar todos aquellos actos que se consideren convenientes en
orden a fomentar una vida cristiana más perfecta y a la formación de
sus miembros para el ejercicio del apostolado.
k) Preparar con la mayor diligencia todos aquellos actos necesarios
para llevar a cabo el culto al Santísimo Sacramento y a la imagen
titular de la Hermandad.
l) Fijar el horario e itinerario de la Hermandad en sus salidas
procesionales.
Artículo 26.- Periodicidad de las reuniones de la Junta de Gobierno.
La Junta de Gobierno se reunirá con carácter ordinario una vez al
mes. Podrán convocarla, con carácter extraordinario, el Consiliario, el
Hermano Mayor o a propuesta de dos tercios de sus componentes.
Artículo 27.- Las reuniones de la Junta de Gobierno.
Para la constitución válida de la Junta de Gobierno se requiere que
asista la mayoría absoluta de sus miembros, y para que los acuerdos sean
igualmente válidos se requiere la aprobación de la mayoría absoluta de los
asistentes.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 15
CAPITULO IV
CARGOS DIRECTIVOS
Artículo 28- El Consiliario
El Consiliario de la Hermandad, como maestro, sacerdote y pastor,
tiene la misión de alimentar, con el anuncio del Evangelio y la
administración de los Sacramentos, la vida espiritual y el sentido apostólico
de los hermanos, de modo que éstos se encuentren con el Señor y sean
capaces de tratar y ordenar, según Dios, los asuntos temporales (cf. Vaticano
II, Constitución Lumen gentíum, 31; Sínodo Diocesano, 1133).
Artículo 29
El Consiliario fijará un plan de formación y un programa de
profundización en la vida religiosa al comienzo de cada curso. Ayudará a los
hermanos para que se purifiquen las adherencias no evangélicas,
reorientando apostólicamente el espíritu y actividades. Igualmente debe
promover la unidad dentro de la Hermandad y en las relaciones de ésta con
otras y con la Iglesia (cf. Vaticano II, Decreto Apostolicam actuositatem, 25).
Artículo 30
El Consiliario es nombrado por el Ordinario, conforme a las normas
del derecho (can. 317, 1). Cuando el Ordinario no haya provisto de otra
forma, el Consiliario será el párroco en cuya demarcación esté sita la sede de
la Hermandad. En el supuesto de no ser el párroco debe conectar con la
programación pastoral de la Parroquia, (can. 571; Sínodo Diocesano, 1195).
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 16
Artículo 31
1. El Consiliario tiene derecho a participar en todas las reuniones del
Cabildo General y de la Junta de Gobierno.
2. En las reuniones tendrá derecho a voz, pero sin voto, salvo el
derecho al veto en lo referente a la fe y a las costumbres.
3. En cumplimiento de su misión, asesorará a los órganos de gobierno
de la Hermandad, cuidando del cumplimiento de los estatutos y de las
disposiciones emanadas del Ordinario.
Artículo 32
Prestará una especial atención, en estrecha colaboración con la Junta
de Gobierno y vocalía de formación, a los miembros más jóvenes de la
Hermandad, (cf. Normas para la renovación cristiana de las hermandades y
cofradías..., (1993), 1.4; Sínodo Diocesano, 1187)
Artículo 33.- El Hermano Mayor
1. "Para ser candidato a Hermano Mayor se requiere una especial
ejemplaridad de vida y costumbres, una afectuosa relación con la Iglesia y
sus Pastores, así como un conocimiento de la programación pastoral
diocesana y Parroquial" (Normas para la renovación cristiana de las
hermandades y cofradías..., (1993), 1.3 b.
2. El Hermano Mayor, en cuya elección no debe contar nunca el
criterio del poder o de la influencia social, deberá ser reconocido
especialmente por su sentido cristiano y eclesial, cuidando que la Hermandad
esté coordinada y colabore con la Parroquia y la Diócesis, así como con las
demás hermandades, y preocupándose de la formación cristiana integral de
los hermanos y singularmente de los más jóvenes a los que se debe prestar
especial atención (cf. Normas para la renovación cristiana de las
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 17
hermandades y cofradías..., (1993), 1.4)
3. El Hermano Mayor estará al frente de la Hermandad, con todas sus
atribuciones, derechos y deberes, desde el momento en que es nombrado o
confirmado como tal, mediante notificación escrita, por el Ordinario de la
Diócesis (can. 317, 1).
Artículo 34.- Funciones del Hermano Mayor.
Las funciones del Hermano Mayor son las siguientes:
a) Convocar, presidir y moderar las reuniones del Cabildo General y
de la Junta de Gobierno.
b) Proponer al Cabildo General los planes de actuación de la
Hermandad.
c) Proponer al Cabildo General dos consejeros de asuntos económicos.
d) Presentar al Cabildo General el estado de cuentas, los presupuestos
ordinarios y extraordinarios y propuestas de enajenaciones.
e) Coordinar las distintas vocalías.
f) Representar oficialmente a la Hermandad.
g) Cumplir y hacer cumplir los estatutos.
h) Proponer al Ordinario los cargos directivos de la Hermandad.
i) Cuidar debidamente de los bienes de la Hermandad.
j) Presentar anualmente el balance final de cuentas de cada ejercicio,
los presupuestos, ordinario y extraordinario, al Ordinario diocesano
(cf. can. 319; Sínodo Diocesano, 1194; Archidiócesis de Granada, Plan
de ordenamiento económico, [1991], cap. 3) y obtener de él las
licencias necesarias para los gastos extraordinarios y enajenaciones
(cf. can. 1281, 1292), y velar para que se cumplan todas las normas
tanto de derecho general como particular en materia económica.
k) Velar por el cumplimiento de todo tipo de acuerdos tomados.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 18
I) Colaborar con el Consiliario para el cumplimiento de sus tareas.
m) Adoptar resoluciones urgentes en caso de no poder reunirse la
Junta de Gobierno por causas debidamente justificadas, debiendo dar
cuenta de su actuación en la primera reunión que se celebre, y sólo en
asuntos de la competencia de ésta.
Artículo 35
El Hermano Mayor es nombrado por el Ordinario diocesano (can.
317). Este nombramiento puede hacerse por designación directa o por
confirmación del elegido o propuesto por el Cabildo General.
Artículo 36
El Hermano Mayor ejerciente comunicará al Ordinario la finalización
de su mandato tres meses antes de la terminación del mismo. Si transcurrido
un mes el Ordinario no dispone otra cosa, se iniciará el proceso de elección
según disponen los presentes estatutos.
Artículo 37
Para la elección de Hermano Mayor se citará a Cabildo General, en
sesión extraordinaria, a todos los hermanos con derecho a voto, al menos con
un mes de antelación. Durante tres semanas la Junta de Gobierno recibirá
las candidaturas que los hermanos deseen presentar, éstas se harán públicas
en los tablones de anuncios de la Parroquia de Chauchina y de la Ermita,
sede canónica de la Hermandad.
Artículo 38
Para la constitución de este Cabildo General se requiere la presencia,
en primera convocatoria, de la mayoría absoluta de los convocados y en
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 19
segunda convocatoria basta con los asistentes.
Para que la elección sea válida se requiere, en primera votación,
mayoría absoluta de los asistentes y en segunda votación, mayoría simple.
Las votaciones serán siempre secretas. Se hará votación aunque sólo hubiese
una candidatura.
Artículo 39
En caso de empate, se tendrá por elegido el de mayor antigüedad en la
Hermandad. Las dificultades que se puedan presentar serán resueltas
conforme a los cánones 164-179.
Si la elección ha sido válida y eficaz, el mismo Hermano Mayor, por sí
o por medio del Secretario saliente, debe solicitar la confirmación Episcopal
en el plazo de ocho días hábiles, acompañando el acta de la elección que no
surtirá efecto hasta que la Autoridad Eclesiástica haya confirmado la
elección del Hermano Mayor. Confirmada la elección, el Hermano Mayor
electo podrá tomar posesión de su cargo y designar los hermanos miembros
de la Junta de Gobierno, de entre los hermanos que reúnan los requisitos
exigidos por estos Estatutos para ostentar dichos cargos. La reunión de toma
de posesión de la nueva Junta de Gobierno se celebrará en el plazo máximo
de diez días hábiles, a partir de la noticia oficial de la confirmación
episcopal.
Si la elección no resulta eficaz, el Hermano Mayor, por sí o por medio
del Secretario, enviará los resultados de la misma a la Autoridad
Eclesiástica, a quien corresponde designar libremente.
Artículo 40
Podrá ser elegido cualquier hermano activo, aunque no haya
presentado candidatura (cf. Artículo 9. 2. c)
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 20
Artículo 41.- El Vice-Hermano Mayor
Las funciones que corresponden al Vice-Hermano Mayor son:
a) Sustituir al Hermano Mayor en los casos de ausencias legítimas.
b) Asumir las funciones de Hermano Mayor cuando éste cesa antes de
finalizar su mandato, si el Ordinario no determina otra cosa.
c) Ayudar al Hermano Mayor en el desempeño de sus funciones
ordinarias.
d) Desempeñar el papel de Fiscal de la Hermandad, velando y
vigilando para que se observen y se cumplan con la mayor fidelidad las
normas del Estatuto y Reglamento de la Hermandad.
e) Cualquier otro cometido que se le asigne por el Hermano Mayor con
el visto bueno de la Junta de Gobierno.
Artículo 42.- El Secretario de la Hermandad
Las funciones del secretario de la Hermandad son:
a) Levantar acta de las reuniones y hacer las comunicaciones
pertinentes.
b) Tramitar todo lo relacionado con la correspondencia, citaciones y
documentación de la Hermandad, así como la custodia y conservación
del archivo, en especial de los libros de actas y registro de hermanos.
Todo esto se conservará en la sede canónica o casa de hermandad.
c) Llevar al día el registro de hermanos, en el que constará la fecha de
altas y bajas.
d) Custodiará el sello de la Hermandad, con el que a la par de su firma
autentificará los escritos y documentos de la Hermandad.
e) Confeccionará la Memoria Anual de actividades de la Hermandad,
que una vez aprobada por la Junta de Gobierno, leerá al Cabildo
General.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 21
f) Publicar, con suficiente antelación, las candidaturas presentadas
válidamente y confeccionar el censo electoral de la Hermandad en su
momento.
g) Realizar las funciones que le encarguen o deleguen el Hermano
Mayor y los asuntos que le encomiende el Consiliario.
h) Realizar y mantener actualizado el catálogo de todos los fondos
documentales de la Hermandad. Copia de este catálogo se entregará
en la Secretaría General del Arzobispado, debiendo comunicar
posteriormente las variaciones que se produzcan.
Artículo 43.- El Ecónomo.
1. AI ecónomo corresponde llevar a cabo los actos encaminados a la
conservación y mejora del patrimonio económico, a la producción y empleo
de sus frutos y rentas, y aquellos otros mediante los cuales se modifica el
patrimonio estable con la adquisición de nuevos bienes o la pérdida o
disminución de los mismos, bajo la supervisión y directrices señalados por el
Cabildo General y la Junta de Gobierno.
2. Para el cumplimiento de sus funciones será auxiliado, al menos, por
dos consejeros que serán nombrados por la Junta de Gobierno.
3. Para la adecuada conservación de los enseres de la Hermandad
podrá contar con la colaboración del albacea.
Artículo 44
Las funciones del ecónomo son:
a) Llevar al día el libro de contabilidad.
b) Ejecutar el cobro diligente y oportuno de las cuotas.
c) Elaborar el balance final de cada ejercicio, y los presupuestos,
ordinario y extraordinario, y las propuestas de enajenación, que el
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 22
Hermano Mayor ha de presentar a la Junta de Gobierno y al Cabildo
General.
d) Disponer, ordenar y archivar diligentemente cuantos documentos
económicos afecten a la Hermandad. Los libros de tesorería, una vez
terminados, serán depositados en el archivo de la secretaría de la
Hermandad.
e) Disponer, junto al Hermano Mayor, de los fondos necesarios para la
ejecución de los acuerdos.
Artículo 45.- El Albacea
Las funciones del Albacea son:
a) Realizar y tener actualizado el inventario de cuantos bienes posea la
Hermandad. Una copia de este inventario estará en la Secretaría de la
Hermandad y otra copia del mismo entregarán el Hermano Mayor y el
Secretario en la Secretaría General del Arzobispado, debiendo
comunicar posteriormente las variaciones que se produzcan.
b) Vigilará que los bienes no perezcan en modo alguno ni sufran daño,
procediendo a su limpieza y conservación, ordenando enseres, efectos y
cuantas pertenencias sean de la propiedad de la Hermandad,
disponiendo su distribución y conservación de común acuerdo con las
Madres Capuchinas del Monasterio de Nuestra Señora del Espino.
c) Podrá exigir de la Junta de Gobierno se suscriba una póliza de
seguros, que cubra los posibles daños, hurtos o robos que se pudieran
producir.
Artículo 46.- Consejeros de asuntos económicos
Sus funciones son asesorar al ecónomo en la confección del estado de
cuentas, balances y presupuestos, y otras propuestas, que el Hermano Mayor
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 23
ha de presentar a la Junta de Gobierno y al Cabildo General.
Si se estima conveniente pueden acudir a las reuniones de la Junta de
Gobierno, con voz pero sin voto.
Artículo 47.- Las Vocalías
La Hermandad tiene habitualmente las siguientes vocalías:
1. Formación y Juventud.
2. Caridad y Relaciones Fraternas.
3. Culto y Espiritualidad.
4. Manifestaciones Públicas de la Hermandad.
Habrá un Vocal para cada una de estas actividades, que será
responsable de la misma ante el Hermano Mayor y Junta de Gobierno.
Artículo 48.- Vocalía de Formación y Juventud.
1. Todos los fieles, como consecuencia del Bautismo, "tienen derecho a
una educación cristiana por la que se les instruya convenientemente en orden
a conseguir la madurez de la persona humana y al mismo tiempo conocer y
vivir el misterio de la salvación" (can. 217).
2. La Hermandad siente la obligación de facilitar los medios
adecuados para la Consecución de esta formación.
3. El Hermano Mayor está especialmente obligado a "cuidar de que los
miembros de su asociación se formen debidamente para el ejercicio del
apostolado propio de los laicos-" (can, 329). Este apostolado, derecho y
deber de todos, "solamente puede conseguir su plena eficacia con una
formación multiforme y completa" (Vaticano II, Decreto Apostolicam
actuositatem, 28-32).
4. Será la encargada de las relaciones con los jóvenes, captar el mayor
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 24
número posible de jóvenes para su integración en las distintas áreas tanto de
la Parroquia como de la Hermandad, informando a la Junta de Gobierno de
las actividades y frutos obtenidos en el cumplimiento de la misión
encomendada.
Artículo 49
La Vocalía de Formación y Juventud tratará de hacer efectiva la
formación cristiana integral de los hermanos y de manera especial de los
aspirantes.
Artículo 50
La Hermandad a través del Vocal de Formación colaborará en las
actividades de formación de otros cristianos dentro de la Parroquia de
Chauchina. Entre otras atribuciones le competen:
a) Cuidará la preparación de los padres para que éstos cumplan con su
deber educativo, ofreciéndoles medios para ello.
b) Programará catequesis orientada hacia algún grupo específico.
c) Fomentará cuando ayude a la formación para el apostolado: ciclos
de conferencias, charlas, cursos, etc.
d) Estudiará y divulgará especialmente la doctrina social y demás
documentos del Magisterio de la Iglesia.
e) Cultivará especialmente el espíritu misionero.
f) Prestará especial atención a la formación de los jóvenes.
Artículo 51
Esta vocalía, en colaboración con el Consiliario, cuidará de todo lo
relacionado con la puesta en marcha y ejecución del plan de formación que
la Hermandad organice cada año para facilitar a sus miembros, sobre todo a
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 25
los aspirantes, una formación cristiana integral.
Artículo 52.- Vocalía de Caridad y Relaciones Fraternas.
1. La Hermandad, como reunión de hermanos, intentará crear
verdaderas relaciones humanas y cristianas entre sus miembros.
Artículo 53
La Hermandad como tal destinará obligatoriamente un diez por ciento
de sus ingresos ordinarios para los pobres o necesitados. A la hora de
concretar las ayudas, lo hará en colaboración con la Caritas parroquial o
diocesana.
Artículo 54
La vocalía, para lograr estos objetivos, organizará todo aquellos actos
internos que fomenten la vida social, cultural y humana de los hermanos,
mantendrá vivo el espíritu de fraternidad y solidaridad con los necesitados,
hermanos o no, cuidando de que se cumplan generosamente los compromisos
concretos de la Hermandad en este orden de cosas, siempre en coordinación
con Cáritas.
Artículo 55
Organizará igualmente actos de convivencia para conocerse mejor
entre sí, conocer los problemas que afecten a todos o algún grupo en especial
y fomentará la participación, desarrollando tareas comunes. Tales actos
pueden organizarse en torno a fechas, lugares o acontecimientos
relacionados con la Hermandad. Estas reuniones deben programarse con un
orden del día establecido, para que sean provechosas.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 26
Artículo 56.- Vocalía de Culto y Espiritualidad.
La Hermandad procurará seriamente ser lugar de encuentro de los
hermanos con Cristo, puesto que uno de sus fines principales es "promover el
culto público". Por tanto, favorecerá y cultivará la fe de sus miembros,
tratando de que la Palabra de Dios, la oración y los Sacramentos
fundamenten la espiritualidad de sus miembros.
Artículo 57
1. Los actos concretos a través de los cuales se alimenta y expresa la
vida espiritual son, entre otros:
- La Eucaristía, de modo especial la dominical.
- La oración litúrgica de la Iglesia.
- La preparación de Navidad y Pascua.
- Las celebraciones comunitarias de la Penitencia, sobre todo en
Adviento, Cuaresma y preparación de las fiestas del Corpus Christi y
de la imagen titular.
- Via Crucis.
- La devoción a la Virgen.
- Los retiros y ejercicios espirituales.
- La celebración de titulares y patronos.
2. La Vocalía de Culto y Espiritualidad, que contará siempre con la
ayuda, consentimiento y asesoramiento del Consiliario, se responsabilizará
de la programación, organización, ejecución y posterior revisión de los actos
de culto y espiritualidad previstos en los Estatutos o que, sin estarlo, se
consideren convenientes para la vida cristiana de los hermanos. Procurará
igualmente, que se fomente la espiritualidad propia y específica de la
Hermandad.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 27
Artículo 58.- Vocalía de Manifestaciones Religiosas Públicas.
1. Esta vocalía se responsabilizará de las manifestaciones públicas de
la Hermandad. Se preocupará singularmente de que se cumplan todas
aquellas disposiciones que afectan al sentido cristiano de estos actos, tal
como se expresa en los Estatutos o en las normas del Arzobispado.
Artículo 59
1. Velará para que procesiones y otros actos de culto externo, sean
valiosas catequesis para el pueblo fiel, por su dignidad y devoción cristianas.
(cf. Sínodo Diocesano, 1193).
2. Será de su responsabilidad la organización y buena marcha de la
Hermandad, durante su Salida Procesional y demás actos de culto externo
que la Hermandad realice.
3. Debido al carácter Sacramental de esta Hermandad, a esta vocalía
le compete fundamentalmente, organizar y promover los cultos al Santísimo
Sacramento, fomentando los actos de adoración y propagando las actividades
Eucarísticas entre los hermanos.
CAPITULO V
CULTOS DE LA HERMANDAD
Artículo 60.- Cultos de la Hermandad.
1. La participación tanto en los cultos al Santísimo Sacramento como
en los cultos en honor de nuestra Titular, constituirá un grato deber que
asumimos como miembros de esta Hermandad.
2. La Hermandad participará activamente en cualquier otro acto de
culto, en orden a promover el Culto Público de la Iglesia y la Piedad de los
Fieles.
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 28
CAPITULO VI
DISPOSICIONES FINALES
Artículo 61.- Extinción de la Hermandad.
1. La Hermandad puede ser suprimida por el Ordinario del lugar a
petición de su Cabildo General, aprobada en un único escrutinio válido por
dos tercios de los votos, o por causas graves, después de oír al Hermano
Mayor y Junta de Gobierno (cf. can. 320).
2. En caso de supresión de la Hermandad sus bienes serán entregados
por la Junta de Gobierno a la Parroquia en cuya demarcación tenía la
Hermandad su sede, quedando a salvo la voluntad de los fundadores o
donantes, así como los derechos adquiridos (cf. can. 123).
3. La Hermandad se extingue también si cesa su actividad por espacio
de cien años, a tenor del canon 120.
Chauchina, a 3 de enero de 2007, Año Santo Jubilar del Centenario Mariano.
Comisión Gestora
Fdo.: Rvdo. Sr. D. Miguel Lancioni Biga Fdo.: Niceto Martos Lozano
Consiliario
Hermandad Sacramental de
Ntra. Sra. del Espino Coronada
Estatutos 29

HISTORIA DE LA APARICION Y LLEGADA DE LA IMAGEN A CHAUCHINA

 

En Chauchina (Granada, España), el 9 de abril de 1906, a una anciana llamada Rosario Granados Martín, apoyada en el respaldo de una silla, por no poder caminar de otra manera, se dirigía muy de mañana a las afueras del poblado para curarse las llagas purulentas que hace mas de tres años padecía en la pierna y cuyo estado nauseabundo Representación de Rosario Granados Martín rezando con la Virgen del Espino, junto al cementerio, donde fue curada.obligaba a huir de ella a cuantas personas la encontraban. Abrumada iba la triste anciana, cuando vio que hacia ella venia una dama enlutada, llevando en sus manos un modesto rosario negro, la cual se detuvo a preguntarle qué le sucedía. Le contesto Rosario que estaba casi desesperada, porque ni Dios ni la Virgen se dignaban oírla. Le mandó entonces la Señora que siguiera sus pasos hacia el cementerio, oído lo cual, la anciana soltó la silla que le servia de sostén y con gran agilidad, que sorprendió a los que la vieron, siguió a la Señora por la angosta vereda, hasta llegar a un arroyo donde la Señora le dio la mano para ayudarle a pasar y como Rosario alargase la suya para asir la de la Señora, un joven que la vio en tal actitud, juzgó que estaba loca. Una vecina de las ultimas casas del pueblo la invitó a descansar y como rehusara hacerlo por ir siguiendo a una Señora de "ojos hermosísimos y cara llena de gracia ", la tomó por ilusa.

Llegó por fin al cementerio y la Señora enlutada le dijo con acento de compasión y tristeza "Oremos por los desgraciados del mundo que no temen la Divina Justicia ". En seguida y puestas ambas de rodillas en el umbral del cementerio, comenzaron el rezo del rosario observando la anciana la reverencia y devoción con que la Señora pronunciaba el nombre de Dios Padre. No había terminado el rosario, cuando la anciana se sintió adormecida por dulcísimo éxtasis, a cuyo despertar se sintió completamente curada. Corrió presurosa preguntando por la Señora y nadie supo darle razón de ella. Se conmovió el pueblo a la vista de la prodigiosa curación, la prensa granadina comentó el hecho, al parecer milagroso y Chauchina y los pueblos comarcanos se persuadieron de que la misteriosa enlutada fue la Santísima Virgen, conocida bajo la advocación del Pincho, por el espino junto al cual se apareció primeramente y de los Dolores, por las negras vestiduras que llevaba la misteriosa aparecida.

Una pobre estampa, rodeada de rústicas piedras, fue el primer monumento que la piadosa gratitud de Rosario levantó a la Santísima Virgen. Un piadoso matrimonio levantó una capilla espléndidamente dotada para el culto; y junto a esa capilla ya ampliada porque era incapaz de contener las multitudes que en fervorosas romerías acuden de muchos pueblos, se levanta la esbelta silueta de un monasterio de Capuchinas, llevado allí por la piedad del Excmo. Sr. Cardenal Arzobispo, D. Vicente Casanova y Marzal, para que adorando al Santísimo Sacramento y viviendo en perpetua oración y penitencia por los pecados del mundo, cumpliesen los deseos de la Santísima Virgen. En efecto, antes de morir manifestó Rosario a un Padre Capuchino que la Santísima Virgen le había dicho: "Quiero que en este lugar se dé culto al Santísimo Sacramento, por religiosas franciscanas".

Sólo a la Iglesia compete definir la verdad sobrenatural de esta aparición; pero al ver el "divino crescendo" de la fe, de las buenas costumbres y la generosidad con que los fieles contribuyen al esplendor del culto a Jesús Sacramentado y a la Santísima Virgen, no podemos menos de confesar que parece que Dios quiere que lo que fue al principio humilde estampita y luego pequeña capilla, se convierta pronto en famoso santuario donde los pueblos respiren el espíritu de adoración y penitencia que ha de salvar al mundo. 

¿Quién es Rosario Granados Martín...?

Rosario Granados Martín es una mujer sencilla que nació en Chauchina el 25 de abril de 1839, el  4 de abril de 1859 contraerá matrimonio con Manuel de Cantos Romero, muy pronto quedará viuda con 3 hijos: José, Diego y Francisco, a los que procuraba educar cristianamente y daba buenos ejemplos, enseñándoles las oraciones y la práctica de la caridad cristiana.

Cuando uno se pregunta ¿Qué ha visto Dios en Rosario para ejercer sobre ella sus Misericordias?  Rosario tuvo en su vida una ocasión de ejercitar en grado heroico el mandamiento del Señor de perdonar, lo vamos a reflejar aquí:  Unos años antes de la aparición, uno de sus hijos es asesinado por un hombre en la taberna de Arenas del Rey, pueblo de Granada donde Rosario y sus hijos viven como porteros de un cortijo o finca.  El asesino escapando de la justicia se esconde precisamente en casa de Rosario, él dice a Rosario que en una riña ha matado a un hombre y que lo quieren ahora matar a él, Rosario esconde a este hombre, al poco rato llega el otro hijo de Rosario comunicando la muerte de su hermano y Rosario en lugar de delatar al hombre se lamenta diciéndole una vez que su hijo se ha marchado en su búsqueda: "Ya ves lo que has hecho... pero yo no te denunciaré... te perdono...  También la Virgen perdonó a los verdugos de su Hijo en el Calvario... Anda, y que Dios te acompañe por el mundo...". Incluso Rosario le da de comer.

No tardó el asesino en ser apresado.  Rosario, pensando que él tendría madre, rogaba al Señor que no se viera obligado a testificar contra él ante un tribunal.  Y su oración fue atendida:  Ocho días antes de la fecha señalada para el juicio, fallecía el homicida, dando muestras de sincero arrepentimiento.

Esto es lo que consiguen los santos, así obran los Santos. Con el paso de los años Rosario vuelve a Chauchina, es una abuela enferma a la que ha salido unas llagas purulentas en el año 1903, de las que hablábamos anteriormente, y las que va a curar la Stma. Virgen.  Estas llagas hacen que el dueño de la casa donde viven su hijo Francisco, con su esposa e hijos, (Rosario vive con ellos), no quiere por el "mal olor que producen las llagas" tener a Rosario, y la incita a que ser marche o echará a todos de la casa.   Esto ocasiona una pena terrible a Rosario, es cuando está en esta situación que se produce la aparición de la Virgen el 9 de abril de 1906.

Rosario es una mujer que lleva una vida ordinaria y profundamente religiosa, cumple fielmente sus deberes religiosos en la parroquia, reza, especialmente cuando sobreviene una de esas penas o disgustos familiares, que no pueden faltar en las casas de los pobres; reza, también especialmente, a la Santísima Virgen, Nuestra Señora de los Dolores...  Rosario es cristiana; nada más que eso.   Pero también... ¡nada menos que eso: cristiana!

Rosario ayuda a su nuera Magdalena en los trabajos de la casa y en la crianza de los niños que le van naciendo; atiende a los pobres que pasan, pidiendo un pedazo de pan, así como también a los vecinos o vecinas que necesitan unas palabras de consuelo, unas muestras de cariño; y mantiene trato amistoso con todas sus vecinas y personas del pueblo que hablan muy bien de ella, como una mujer sencilla, una anciana que pasa desapercibida, pero sienten que tiene algo... ¡tiene una profunda vivencia de Dios en medio de la sencillez. Por eso va a ser a esta mujer a la que va a elegir la Stma. Virgen.

¿Cómo es Rosario después de la aparición de la Stma. Virgen?

Todos los que la recuerdan dicen en el proceso sobre las Apariciones: era humilde, muy caritativa y muy piadosa... Seguía cumpliendo sus quehaceres domésticos, y nadie recuerda una palabra de Rosario o un gesto, que descubriera complacencia propia por haber recibido la visita de la que humildemente llamaba Señora desconocida o buena Mujer. Varias personas le habían ofrecido dinero para aliviarle la pobreza familiar en que vivía; pero ella no lo aceptaba.

Así, se acomodaba también al noble deseo de su hijo Francisco, que le dijo cuando marcho a Buenos Aires (Argentina): "Madre, no acepte usted dinero por haber visto a la Virgen; que nadie se piense que hacemos un negocio con la religión". Jamás la religión fue un negocio para Rosario ni para su familia, fue, eso  sí, el supremo valor de toda la vida. Por eso, dedicaba sus ratos libres a rezar, ya solitaria en su pequeña habitación, ya en la Iglesia parroquial. A todos impresiona como reza el Rosario a la Virgen.

Todos coinciden en decir que Rosario estaba siempre apacible, con el mismo estado de ánimo, bondadosa, sin enfadarse nunca... siempre hablaba de la Virgen, enseñaba a los niños a rezar y decía a las niñas que no jugaran con los chicos y daba muy buenos consejos.

Rosario no murió de enfermedad, sino de vejez,   muere el 24 de septiembre de1921, es enterrada en el Cementerio y 40 años después de su muerte sus restos se trasladan a la cripta que, con permiso del Sr. Arzobispo de Granada, se le construyó junto al Camarín de la Virgen en la Iglesia conventual. He aquí lo que está inscrito en la lápida de su sepulcro actual, donde sus restos esperan la Resurrección de la Carne:

AQUÍ REPOSAN LOS RESTOS MORTALES DE ROSARIO GRANADOS MARTÍN, CURADA MILAGROSAMENTE POR LA STMA. VIRGEN EL DIA 9 DE ABRIL DE AÑO 1906.  MURIÓ SANTAMENTE EL DIA 24 DE SEPTIEMBRE DEL AÑO 1921 A LOS 82 AÑOS DE EDAD.  SUS RESTOS MORTALES SE TRASLADARON A ESTA CRIPTA EL DIA 30 DE SEPTIEMBRE DEL AÑO 1961.

REFLEXIONES ACERCA DE LA VIRGEN DEL ESPINO

¿Cómo era Chauchina antes de la aparición de la Virgen María a Rosario?  Después de la aparición de la Virgen, incluso hoy en día la tónica general de las familias que habitan en Chauchina es la honradez y la convivencia pacífica, con las tradicionales prácticas religiosas de los pueblos cristianos de la España de siempre.  Pero parece que antes de la aparición de la Virgen las cosas no eran así, tenemos testimonios que nos hablan  de que Chauchina era uno de los peores pueblos de la provincia de Granada... "por fútiles motivos, chillan, se pegan, llegan hasta la sangre..."  Incluso una hija del pueblo religiosa  Clarisa en Santa Clara de Granada, después de la aparición de la Virgen compondrá las siguientes coplillas:

                      "Chauchina ya no es Chauchina
                      que es un ramito de flores,
                      donde hace muchos milagros
                      la Virgen de los Dolores".

Precisamente una de las pruebas de que una aparición es auténtica, además de que no se diga nada contra el Magisterio de la Iglesia, y los videntes lleven una vida santa, es que la aparición produzca cambios y frutos de santidad.  Esto es precisamente lo que sucedió en Chauchina.

Después de la aparición de la Virgen, aquel lunes santo del año 1906 se convirtió por obra de la Virgen en Domingo de Pascua.  La feliz noticia de la aparición de la Virgen y curación de Rosario corre por toda la comarca como pólvora, gentes de todas partes acuden a Chauchina.  Muy pronto en torno al lugar donde Rosario vio por primera vez a la Señora se va a poner una marquesina, formada al principio por piedras y madera que las personas de buena voluntad construyen a la Stma. Virgen para su culto y honra.  Esta es tan pequeña que sólo cabe un cuadro con la Virgen de los Dolores.  La Virgen empezará a realizar verdaderos prodigios y milagros, de cuerpo y sobre todo del alma, que son los más importantes.  Para manifestar sus bondades y poner el sello de que allí está la mano de Dios, la mano sobrenatural.

Muy pronto empezarán a difundir el mensaje de la Virgen por la prensa, la Iglesia dará su juicio favorable y la pequeña marquesina se convertirá en una Iglesia. Una de las cosas que más llaman la atención en esta advocación de la Virgen del Espino, o "del Pincho" como dicen cariñosamente en Granada, es la preciosa imagen que se venera en el lugar de la aparición, hoy convertido, como ya hemos indicando en Monasterio de M.M. Capuchinas.   Vamos a intentar explicarlo en este último parte sobre la Virgen y su mensaje en Chauchina.

Entre las muchas personas que se acercaban a Chauchina para conocer el lugar de la aparición y venerar el cuadro de la Virgen Dolorosa, distinguíase un caballero de Granada, don José Farrugia, muy conocido en el Albaycín (barrio de Granada muy popular) por su vida ejemplar.  Decíase que tenía terminada la carrera eclesiástica; pero que no la ejercía a pesar de llevar siempre traje talar (por humildad).

Su vida de piedad estaba consagrada al culto del Santísimo Sacramento, especialmente en la devoción de las cuarenta horas.  Sintió alegría cuando supo que se estaban recogiendo limosnas para construir una ermita en el lugar de la hornacina (esto fue antes de realizarse la fundación del monasterio de las Capuchinas).

Había conversado personalmente con Rosario; le había oído decir que fue curada por una Señora de muy noble presencia, morena, de hermosos ojos, vestida de negro como una Virgen de los Dolores... Y en seguida, el piadoso don José Farrugia pensó que en su casa tenía una imagen de la Dolorosa parecida a la descrita por Rosario, aunque bastante deteriorada.

Aquella tarde, cuando llegó a su casa, le parecía que su imagen de la Virgen estaba diciéndole: "Llévame a Chauchina". Y se lo repetía bondadosamente en el interior del alma: "Llévame a Chauchina".

Don José concibió la idea de desprenderse de la piadosa imagen, muy querida para él, y la entregó a la autoridad religiosa competente, quien enseguida alabó el proyecto.  El párroco de Chauchina también aprobó la idea y don José llevó la imagen a un conocido escultor de Granada que la restauró haciendo de la imagn una verdadera obra de arte. 

La imagen es una preciosidad; esta preciosa imagen que parece que habla y que está viva, que te llena de ternura, imagen que desde su camarín acompaña a su Hijo Expuesto por nuestro amor en la Custodia de este precioso monasterio. Quedé vivamente impresionado, a la Virgen consagré mi entrada al Seminario y Ella de su mano me ha conducido al sacerdocio, no puedo por lo menos de dar las gracias públicamente a Nuestra Señora del Espino, por el regalo que me hizo en aquella mañana del mes de Agosto donde la conocí.  Invito a todos los lectores de esta página de Internet que si tienen ocasión visiten alguna vez en su vida en Chauchina el Santuario-Monasterio de Nuestra Señora del Espino, es un lugar donde el Cielo concede gracias muy especiales y siempre me agradecerán este consejo que hoy les doy.

 No podemos terminar este relato sin hablar del Monasterio de las Capuchinas.

Como en otras apariciones la Virgen en Chauchina también dio un secreto a Rosario. ¿En que consistió este secreto?  Una amiga de Rosario y vecina de Chauchina, de edad aproximadamente igual a la de Rosario, llamada Ángeles Díaz García nos cuenta que Rosario le confío que había recibido de la Señora enlutada que vio el lunes santo del 1906 una confidencia misteriosa que debía guardar en secreto.  Más adelante en 1921, Rosario se siente agotada y próxima a morir.  Un sobrino suyo la visita y oyó este ruego: "Que venga mi confesor, el padre Francisco de Sevilla - capuchino que vive en Granada - pues tengo que comunicarle una cosa antes de morir". El sobrino sale en seguida hacia Granada, para ir al convento de los padres Capuchinos y buscar al Padre Francisco.

Mas no necesitó ir al convento, ni siquiera detenerse en Granada.  La suave providencia de Dios dispuso que cuando su tranvía llegaba a la que entonces llamaban Estación de Andaluces, viese que en aquel momento el Padre Francisco de Sevilla acababa de llegar en tren.  Le expone los deseos de Rosario, y el caritativo fraile, en vez de ir a su convento, toma el primer tranvía que sale para Chauchina; entra en casa de la enferma; la oye en confesión y  recibe el secreto con permiso de comunicarle después de que ella fallezca.

Aquel secreto contenía una profecía, un anuncio para el tiempo futuro:

"EN EL LUGAR DEL ESPINO DONDE FUE LA PRIMERA APARICIÓN, SE EDIFICARA UNA CASA DE ORACIÓN Y PENITENCIA, UN MONASTERIO DE RELIGIOSAS FRANCISCANAS QUE ADORARAN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO".

En el momento en el que Rosario hace esta confidencia parece algo totalmente imposible, pero la Providencia va preparando el camino y hará posible que esta fundación se realice.

Coincide que la que entonces era abadesa del Monasterio de las Capuchinas de San Antón (Granada capital), llamada Sor Trinidad del Inmaculado Corazón de María, devotísima de Jesús Sacramentado, se sentía inspirada por Dios a tener en la Iglesia de su comunidad el Santísimo Sacramento expuesto durante todo el día y adorado por las religiosas Capuchinas en turnos de una hora. Sus deseos fueron aprobados por el Cardenal Arzobispo de Granada, Monseñor Vicente Casanova y Marzol,. sin embargo, no todas las Capuchinas de su comunidad veían con claridad ese deseo y proyecto de recargar la regla capuchina, ya muy austera por si misma...

Es entonces cuando el padre Francisco de Sevilla les sugiera la idea de ir a Chauchina, ya que la Virgen lo ha pedido y coincide la petición de la Virgen con la inspiración de la Madre Trinidad.

El 11 de abril de 1925, Sábado Santo, el Cardenal de Granada, junto con su clero reciben en Chauchina  a la Madre Trinidad que junto con otras 11 monjas vienen a iniciar la vida recoleta de las Capuchinas en la ermita de la Virgen del Espino, convertido desde entonces en Santuario Monasterio.

Hoy es una comunidad muy pujante que en medio de la crisis vocacional que atraviesa España cuenta con un buen número de monjas, llegando a 26, muchas de ellas de edad muy joven.  Esta comunidad ha producido muchos frutos de santidad, entre ellos citamos a la Madre Rafaela María de Jesús Hostia, que fue durante muchos años abadesa del Monasterio, ha fallecido recientemente en el año 1991.  Las hermanas Capuchinas siguiendo el carisma de su fundadora Santa Clara, se dedican a la adoración al Santísimo Sacramento, cumpliendo así las peticiones de Nuestra Señora a Rosario, obteniendo para nuestra humanidad gracias muy especiales, junto con las hermanas son muchos los seglares, vecinos de Chauchina y devotos que acuden de toda España, de Francia, y de otros países para rezar en su capilla, lugar de su aparición.

 Con posterioridad a la Aparición de la Virgen del Espino a Rosario Granados, por vecinos del pueblo, principalmente jóvenes residentes en la cercana C/ Ancha y otras vías colindantes, conocido popularmente como Barrio Bajo y cercano al lugar de la Aparición, erigieron una humilde Ermita con maderas y otros pobres elementos, ubicando en la misma un Cuadro de la Virgen de los Dolores, que desafortunadamente desconocemos su existencia, en el momento presente.
Un día se presentó en dicha Capilla, un señor de Granada, llamado D. José Farrugia, lego, devoto del Santísimo Sacramento, que participaba activamente en el Jubileo de las Cuarenta Horas en la vecina ciudad de Granada, donde residía en una humilde casa, en el granadino barrio del Albaicín, en concreto junto a la Ermita de San Cecilio, que se ubica en la muralla árabe de dicho Barrio, cercana al Mirador de San Nicolás y Plaza Larga, es decir en el Albaicín alto. Dicho señor poseía una antiquísima Imagen de la Virgen de los Dolores, de busto, y a la que daba culto en su domicilio. Desconociendo el hecho milagroso acontecido en Chauchina, dicha Imagen le había intimado, en tres ocasiones, el mandato de que la trajera a Chauchina, y en concreto, cuando pasaba junto a la misma, oía con rotunda claridad una voz procedente de esta Imagen que le decía: “Llévame a Chauchina”, sorprendido ante esta señal divina, es el motivo por el que se desplaza a esta localidad, para conocer la causa de dicho mandato.
Una vez cerciorado del portentoso Milagro, y de la Aparición Mariana que sucedió en Chauchina, con un jumento, dicho señor, trasladó desde la ciudad de Granada a Chauchina, esta Imagen, que quedó depositada en un domicilio particular de Chauchina, en concreto una vivienda ubicada en la C/ Álamo, (Barrio de en Medio) de este pueblo, desapareciendo seguidamente su anterior propietario, y entregando a este Pueblo, la que es su Reina. Cuando Rosario Granados vió por primera vez la Imagen de la Virgen, exclamó: ”Cómo se parece a la Buena Mujer”.
No podemos asegurar con rotundidad la fecha de este milagroso suceso, quizás sucedió entre los años de 1918 a 1919, o bien estas fechas corresponden a la restauración que llevó a cabo el insigne escultor granadino José Navas Parejo, sobre la primigenia Imagen de la Virgen.
 

        Bellísima Imagen Dolorosa, que representa a la Virgen en el momento del Stabat Mater (la famosa Secuencia, de Jacopone de Todi, en pleno trecentismo), y al contemplarla nos recuerda la sorprendente expresión “¿ubi est dolor sicut dolor meus?”, propia de la auténtica Transfixión, y acentuado aún más en nuestra Virgen al presentar en ambas manos los instrumentos de la pasión, como son los clavos de la crucifixión y la corona de espinas y que se completa con media luna a sus pies, y la corona de doce estrellas, de acuerdo con la simbología mariana que emana del Apocalipsis y de su Inmaculada Concepción.
    La representación de la Virgen Dolorosa, fue introducida en nuestro país por la Orden Servita, fundada en Florencia en 1233, además de la propagación introducida en nuestro país por la Orden Servita, fundada en Florencia en 1233, además de la propagación que de la misma realizó el Beato Álvarez de Córdoba a través del rezo del Santo Vía Crucis, tras su regreso de Tierra Santa en 1420.
    Nuestra Virgen se encardina en el modelo iconográfico de las Dolorosas procedentes de la Escuela Granadina, cuyas imágenes manifiestan un hondo patetismo, exento de cualquier dramatismo, frente a la Escuela sevillana, siendo nuestra Virgen, una Imagen de emoción comunicativa, cuyo sentimiento se nos filtra sin violencia, pero nos hace sentir junto a ella un profundo dolor y sosiego a la vez, y todo ello al mismo tiempo ocultando pudorosamente lo hondo de su sentimiento.
    La Imagen de la Virgen del Espino, es de autor anónimo, imagen destinada al culto privado, procedente de una casa del Barrio del Albaicín de Granada, quizás y con todas las reservas se pueda datar en el último tercio o cuarto del Siglo XVl o principios del Siglo XVll, restaurada profusamente por el insigne escultor granadino José Navas Parejo, en los años 1918 o 1919, nuevamente restaurada por dicho autor en 1944 y finalmente por el restaurador Francisco Manuel Oliver Ruiz en 1991, tal y como corresponde a una Imagen que recibe un amplio y constante culto y devoción popular.
Detalle de la cara de la Virgen del Espino
    La Imagen que con bastante seguridad, originariamente presentaría las manos entrelazadas o unidas, para manifestar con mayor evidencia la crispación ante el dolor padecido, presenta un llanto sereno, manifestando una estética de la expresión, que enfatiza la dulzura de su rostro y rasgos, con una poderosa nariz hebraica, labios finos y cerrados, que acentúan la expresión de dolor resignado y lágrimas en ambas mejillas, todo ello enmarcado en el rostro de una mujer madura, que coincide con la cronología de la Virgen en el momento de la Pasión y Muerte de su Divino Hijo.
    Es una Imagen de vestir, de candelero, donde aparecen talladas y Detalle de las manos de la Virgen del Espinoencarnadas únicamente el rostro y las manos, con una altura de 1,75 metros, la talla quizás se ha efectuado en alguna de las siguientes maderas: pino, cedro o ciprés, ojos de cristal y presenta una encarnación levemente brillante. Todo ello enmarcado en un bello rostro, que expresa un dolor sereno, sin manifestar un acusado dramatismo, al plasmar la auténtica versión letífica de la Corredención, propia del culto de Hiperdulía, privativo de la Virgen María, que encuentra su sentido teológico, en la Teodicea, que se ha plasmado tanto en la Liturgia como en el Arte.